Clima Tropical: ¿Qué es?, Características y Más

Las clases de climas que se pueden conseguir en nuestro planeta son muy diversos y, cada uno de ellos posee unas particularidades que son propias, así como sus diferencias geográficas y térmicas. Uno de los más resaltantes es el denominado clima tropical, y queremos mostrarte más sobre él.

Clima Tropical

¿Qué es el clima tropical?

Tal como su nombre lo hace suponer, es el clima de las zonas que se encuentran ubicadas en espacios cercanos a los trópicos. Esto establece una Diferencia entre Cima y Tiempo. No obstante, el clima tropical posee muchas más características que lo hacen ser uno de los más atractivos que se pueden conseguir en toda la superficie de nuestro planeta.

¿Dónde se sitúa el clima tropical?

El clima tropical es de las Zonas Climáticas de la Tierra que se ubica en las áreas cercanas a las zonas tropicales, como hemos indicado antes, de las que ha recibe, e igualmente en las áreas cercanas al ecuador de la Tierra. Pero si queremos ser más exactos, habría que describirlo como la zona climática que se encuentra entre el ecuador de la tierra y una latitud de 23 grados, en ambos sentidos, hacia el norte y hacia el sur.

Cono se puede observar, es el clima que ocupa a la manera de un cinturón, todo lo ancho de nuestro planeta. Se encuentra situado al norte de la América del sur y parte de Centroamérica, la zona central de África, y los archipiélagos que separan Asia de Australia, igualmente como en  varias áreas del subcontinente indio, la zona del sudeste asiático y varias áreas pequeñas del norte de Australia.

¿Cuáles son sus características?

La primordial particularidad que caracteriza a los climas tropicales es la temperatura. La mayor parte de los autores indican que lo más relevante de esta clase de clima es que se trata de un clima en el que la temperatura nunca baja de los 18º C.

Otra de las características que posee y que es causada particularmente por esa temperatura tan alta, es que se son áreas en las que no se originan heladas, salvo en aquellos lugares donde se encuentren las montañas más elevadas que, a pesar de estar ubicadas en una zona geográfica del clima tropical, son pequeñas áreas con el propio Clima de Alta Montaña, pero determinados por la altura y no por la latitud en la que se encuentran.

La razón de que la temperatura se mantenga elevada durante todo el año es que, al encontrarse esas áreas ubicadas hacia el ecuador y los trópicos, la luz solar los alcanza de manera directa o casi directa todo el año. De esa manera, logran alcanzar temperaturas muy elevadas, pero la diferencia de temperaturas entre el día y la noche también es muy grande.

El hecho de poseer temperaturas elevadas, también ocasiona que tengan un gran nivel de evaporación de agua, produciéndose una gran concentración de nubes, razón por la cual reciben muchas, continuas y abundantes lluvias durante todo el año.

Además, a esta consecuencia de la abundancia de precipitaciones por el calor, debemos añadir otro aspecto que hace más abundante la presencia de nubosidad en esas zonas y es que las mismas se ubican en el área de la convergencia natural entre los dos polos.

Ello viene a significar que, cuando los vientos fríos del hemisferio en el que es invierno, se encuentran con los vientos cálidos del hemisferio contrario, en el que es verano, se incrementa la formación de nubes, produciendo aún más precipitaciones de las que usualmente se producirían de manera natural por el alto nivel de evaporación. De esa forma, las intensas y continuas lluvias son otra de las particularidades determinantes de esta clase de clima.

La particularidad del gran volumen de evaporación de agua, juega un papel preponderante en el desarrollo del exuberante volumen de vegetación de esas áreas, tanto en el bosque como en la selva.

Tipos de clima tropical

Otra cuestión que se debe tener en cuenta es, que aunque sea denominado clima tropical de forma general, la verdad es que sería más correcto hablar de distintas clases de climas tropicales, ya que, de acuerdo a sus particularidades, es posible conseguir varios tipos que se adaptan a las peculiaridades que sean propias de la geografía en la que se encuentran y son:

Clima tropical monzónico

El clima tropical del tipo monzónico es caracterizado por la representación de los monzones, que son lluvias muy copiosas que se producen una vez al año y que se conforman por vientos muy húmedos que proceden del océano y que al tocar tierra firme, provocan una descarga de abundantes lluvias que producen catástrofes naturales, así como efectos negativo, tanto personales como económicos, de no tomarse las acciones convenientes.

Otra consecuencia de este clima tropical es que las áreas en las que se encuentra son abundantes en la presencia de vegetación y de selvas, ya que los árboles y las plantas suelen atraer a las lluvias.

Clima tropical ecuatorial

El clima tropical del ecuador normalmente tiene una temperatura promedio que de unos 23ºC, debido a lo cual está clasificado como un subclima más cálido que se encuentra en las zonas tropicales.

Además, también poseen una estación seca que normalmente no se prolonga mucho, que es sucedida luego por una estación de lluvias que, por lo general, es de mayor duración en el tiempo respecto a la época de sequía y se caracteriza por tener frondosos árboles y amplias zonas selváticas

Clima tropical de sabana

Por último, encontramos el clima tropical de sabana, cuya peculiaridad es que se trata de un clima un poco más seco de los tres subclimas tropicales que existen. En este tipo de subclima, la estación seca suele durar más que la época de lluvias, razón por la cual los ecosistemas que se pueden encontrar en esas áreas no son selvas sino sabanas.

Características del Clima Tropical

Además, este subclima normalmente es influenciado por los vientos que proceden de los lugares interiores del continente y no de los que pudieran provenir del mar, como consecuencia de lo cual, tiende a aumentarse la sequedad de la región, a pesar de que se encuentren en áreas tropicales desde una perspectiva geográfica.

Clasificación de los climas tropicales según Köppen

Hay una clasificación muy conocida de Wladimir Peter Köppen que define a los climas tropicales como climas no áridos, en los que los doce meses poseen temperaturas promedio superiores a los 18 °C. Aunque, otros autores lo conceptualizan como un tipo de clima que tiene se encuentra en determinados ligares del planeta en los que nunca se producen heladas,​ es decir, que la temperatura jamás descenderá por debajo de los 0 °C, con independencia de que sea un sitio húmero o árido.

No obstante, esas definiciones no toman en consideración el hecho evidente de que existen en esos lugares montañas de mucha altura, en las que se pueden encontrar páramos e incluso nieves perpetuas.

De acuerdo a Köppen, los climas tropicales se dividen en tres clases: Ecuatorial Af, Monzónico Am y Tropical de sabana Aw y As. Otros científicos como Papadakis incluyen un clima tropical semiárido o seco (BSh) y un clima árido tropical (BWh).

Como ya hemos señalado, entre los climas tropicales se pueden separar varias clases o variedades, de acuerdo a cuan rigurosa sea su temperatura en la época de verano o de invierno, así como su tasa potencial de evapotranspiración, su tendencia a sufrir de monzones, mediterránea, isohídrica, marítima, húmeda, semiárida, hiperárida, árida, y otros.

Paisajes del Clima Tropical

Otras definiciones científicas

Köppen: para Vladimir Köppen, el clima tropical se clasifica como A, se trata de un clima lluvioso y húmedo. En 1918 utilizó el razonamiento de que todos los meses del año la temperatura es superior a una media de 18 °C, que luego igualmente sería usado por Miller en 1931. Las lluvias mensuales son mayores en proporción a la evaporación. A día de hoy es la más usada, pero ello supondría que los climas tropicales cubren alrededor de la mitad de la superficie del planeta.​

Holdridge: en el sistema de Holdridge del año 1947, las áreas tropicales son las más cálidas, que poseen más de 24°C de temperatura promedio al año. Varios investigadores de la América tropical están de acurdo con este parámetro, tales como Ewel en 1968, Goldbrunner en 1977 y Huber en 1997 que lo denominó megatérmico.

Trewartha: en 1894, Supan conceptualizó las áreas tropicales como las que tienen una temperatura promedio por encima de los 20 °C. Este fue el parámetro de clasificación climática de Trewartha, adoptado en 1956. A partir de 1968, se define al clima tropical incrementando la temperatura del mes más frío a 65°F, equivalentes a unos 18.3°C.​

Flohn: según la clasificación de los climas de Flohn, la zona tropical se caracteriza por tener vientos alisios en invierno y precipitaciones en verano, lo que equivale al clima de sabana (Aw). El área en la que siempre llueve es denominada área ecuatorial.

Alisov: en el sistema de clasificación climática de Alisov, los climas lluviosos y cálidos son denominados ecuatoriales y subecuatoriales, reservándose el nombre tropical para aquellos climas que son secos, ya que estos están ubicados en torno de los trópicos terrestres de Capricornio y de Cáncer.

Causas y efectos

Las áreas de clima tropical se encuentran cruzadas por ecuadores climáticos que las particularizan, como son el ecuador térmico, el cinturón de lluvias tropicales, la vaguada ecuatorial y la zona de calmas ecuatoriales.

El clima tropical es debido a la forma en que inciden en él las radiaciones solares, que se produce en estas regiones, que es de forma casi directa todo el año. Ya hemos dicho que gracias a ello, las temperaturas son altas, pero también hay grandes variaciones entre la temperatura diurna y nocturna, e igualmente los índices de evaporación de agua son altos.

El calentamiento, que es un rasgo propio del ecuador térmico del planeta, produce que el aire se ensanche y ascienda hacia la alta atmósfera, generando una zona de baja presión constante, que recibe el nombre de vaguada ecuatorial o monzónica, que es capaz de atraer a las masas de aire circundantes, produciéndose la confluencia de los vientos alisios que se encuentran en ambos hemisferios en lo que se denomina la zona de convergencia intertropical.

Esta zona de convergencia es la que crea la zona de calmas ecuatoriales. Al encontrarse estas grandes porciones de aire tropical, la humedad es acumulada generando la convección atmosférica y las lluvias continuas y voluminosas durante la mayor porción del año en las latitudes ecuatoriales, en el área que se denomina el cinturón de lluvias tropicales. Por último, se ha observado que a una latitud mayor, encontraremos una mayor estacionalidad tanto del agua como del calor.

Particularidades

La zona tropical del planeta ha sido conceptualizada usualmente, como la que se encuentra ubicada entre los trópicos de Capricornio y de Cáncer, que se amplía hasta la zona que está afectada por altas presiones subtropicales, que se encuentran entre los 15 y los 25º Norte y Sur. Aunque varios expertos escinden el clima ecuatorial que se sitúa entre los 3º al Norte y al Sur del ecuador, que es común ubicarlo como un tipo del clima ecuatorial.

Temperaturas

El clima tropical, además de poseer unas temperaturas medias mensuales de 24 °C aproximadamente, no hay heladas. Por esta razón, las palabras invierno o verano no tienen el mismo significado en las zonas que poseen una menor diferenciación térmica, por lo que se dice que no tienen invierno.

La discrepancia de temperatura promedio anual es pequeña, y la misma oscilación térmica diaria puede ser mayor a la anual. Estas particularidades hacen que se haya dicho que el período nocturno sea el invierno en los trópicos. La variación será menor mientras más nos acerquemos las zonas ecuatoriales. En las áreas tropicales áridas estas reglas cambian, por lo que lo usual es que se las agrupe en las áreas desérticas.

En esta clase de climas, térmicamente se pueden cultivar especies que son muy sensibles al frío, como es el caso del chayote, la piña o ananá, el banano, el café y muchas otras.

Vegetación

Un clima tropical promedio facilita un crecimiento exagerado de la vegetación, que no se puede comprar con la que puede encontrarse en ningún otro tipo de clima. La vegetación más constante en los climas de tipo ecuatorial y monzónico es la típica de los bosques tropicales húmedos, mientras que en las zonas de clima tropical de sabana podremos encontrar que predomina la vegetación de la sabana arbolada y del bosque seco.

Presión atmosférica y viento

Al ubicarse en las zonas próximas al ecuador, estas regiones se ubican en un área de bajas presiones constantes, lo que produce que converjan los vientos de ambos hemisferios, que también se encuentran en estaciones contrarias, en lo que se llama la zona de convergencia intertropical, que también puede producir zonas satélites.

Esta banda posee la capacidad de movilizarse norte-sur, de acuerdo al ángulo de inclinación del sol y dependiendo de la época del año. Esa región se caracteriza por la gran frecuencia de vientos que ascienden, lo que produce desarrollos verticales de nubes de lluvia.

Monzones

Los monzones tratan de una reversión de los vientos estacionales que tiene lugar en las zonas tropicales, aunque esa denominación proviene de India, que es el lugar en el que se producen de forma aún más intensa. Los monzones en la India ocasionan lapsos de lluvias o lapsos de sequías, de acuerdo a la dirección hacia la que se dirigen, y estos se son originados por el clima tropical. En América del Sur y África también ocurren procesos parecidos, que son los que producen los períodos de inundaciones.

Nomenclatura geográfica francesa

De acuerdo a estudios que se hicieron a raíz de la colonización francesa de África, los climas tropicales se clasificaban de acuerdo a la cantidad de precipitación que ocurre, definiendo las siguientes variedades:

  • Clima ecuatorial: muy lluvioso, porque tienen precipitaciones superiores a los 1100 mm anuales. Es el clima de la selva tropical.
  • Clima sudanés: posee breves lapsos de lluvia, pero con muy potentes tormentas, generando precipitaciones entre los 600 y los 1100 mm anuales. Es parecido al clima tropical de sabana y es típico de la región del Sudán. Su vegetación es de sabana húmeda y arbolada.
  • Clima sudano-saheliano: que también recibe el nombre de clima senegalés, se trata de un clima que es cálido y semiárido, equivalente al clima seco tropical, con precipitaciones que oscilan entre los 400 y los 600 mm anuales.
  • Clima saheliano: Es el que tiene una gran tendencia hacia la aridez, por lo que sus zonas poseen una larga estación seca, que domina dos tercios del año y las precipitaciones son reducidas, apenas entre los 200 y los 400 mm. En la estación seca, el harmattan o viento continental del este, se desplaza continuamente, secándolo todo.

No existe otro lugar en el mundo en el que este tipo de clima ocupe una zona tan amplia como en África, en particular entre el Sudán y el Sahara, por una extensión que tiene una franja de 6000 km de longitud, desde el Senegal al Mar Rojo, que por parte de los árabes es denominada el Sahel, que quiere decir la orilla, que en este supuesto es la del desierto. Se trata de un clima tropical seco intermedio.

  • Clima saharo-saheliano: es un clima árido tropical, con muy pocas precipitaciones, que se encuentran entre los 100 y los 200 mm.
  • Clima sahariano: se trata de un tipo de clima hiperárido tropical, que es el que se encuentra en el desierto del Sahara y donde se encuentran las más altas temperaturas que se registran en el planeta. Tiene una precipitación tan escasa, que oscila entre los 0 y 100 mm, razón por la cual la vegetación es prácticamente inexistente.

 

(Visited 6 times, 1 visits today)

Deja un comentario